Amor es una genial herramienta de interrelación personal Saltar al contenido

Amor, como herramienta

18 abril, 2019
Amor

Amor en ocasiones solo es un nombre, pero en otras, es un sentimiento que acompaña las más tiernas, bonitas y estrechas relaciones interpersonales.

Considero que el ritmo de vida puede abstraernos de disfrutarlo. Siendo aún menos común, manifestarlo espontaneamente, con nuestros seres queridos.

Y es que el amor debe estar presente tanto en vigilia como durante el sueño

Conversando y leyendo terminé adoptando este contenido, me parece relevante para todo ser humano  y aunque no despunta como una temática especialmente médica, si lo es sobre la salud en general. Incluso la salud psíquica y afectiva es tan importante como la física.

No hay duda alguna,  si el amor no está presente, la vida no va bien, el trabajo no resulta y las relaciones afectivas familiares y de pareja  adquieren visos  irregulares.

La torpidez y espesura se convierten en dominantes, ante la ausencia de una demostración de amor.

amoramoramor

La mente humana, el género y el amor

Entender la mentalidad fundamental de la percepción masculina y femenina de las cosas, permitirá que las distinciones muy obvias se hagan evidentes.

Una clara diferenciación existe en el proceso del pensamiento entre la necesidad de amor de la mujer y la percepción de su necesidad, por parte del hombre.

Empleamos escalas diferentes y objetivos compatibles, pero no similares.

Es muy importante que coincidan  y prioricen el envoltorio de respeto, cuando se permite que aflore el amor.

Por lo dicho, expresar y comprenderlo, quedaría enmarcado en un “idioma” que debería ser universal.

Según la sociedad humana a la que pertenezcamos, lo ideal es poder sentir la libertad de expresar el afecto, siendo respetuoso con la pareja y los sentimientos de ambos.

Lo básico

En muchas oportunidades, existen presiones de diversos factores concurrentes que pueden inhibir, frenar o limitar la creación de una relación ideal.

A pesar de tener consciencia , creer y confiar en lo expresado en el anterior párrafo, no es tan común reconocernos como expertos en  hacerlo bien.

Sin embargo, podemos hallar buenos ejemplos donde la vida va adquiriendo una dirección común y un propósito mancomunado.

Adoptarlo como misión, daría oportunidades para hallar ese balancín o plataforma que suavice el camino y facilite el equilibrio propio e interpersonal.

Claro, se presume que las partes involucradas tienen una motivación y el gran deseo de conducir su propio esfuerzo, pues estarían construyendo sus ideales, sus soluciones materiales y emocionales y que puedan perdurar con energía, a todo lo largo y ancho de la propia relación.

amor

El esfuerzo

Siempre son bienvenidos los extra-esfuerzos y la disposición a desarrollar o adquirir habilidades que no permitan soliviantar el período que estamos viviendo y que por supuesto, deseamos disfrutar.

Desde el momento de conocerse y con el transcurrir de la fase inicial de un cortejo, queda la semilla y se vislumbra como podría ser la cosecha. En especial, si todo se acompaña del abono, nutrientes  y clima correcto. Y con más razón si la decisión como pareja está llevando a la prolongación del compartir y se ha ido cimentando el conocimiento de la persona, sea como reflejo o como anhelo, siendo mucho mejor que no llegase a la idolatría etérea.

Estar en el mercado, requiere ciertos atributos que se suman a la condición del postulante, pero también del elector. Junto con las motivaciones, en la coincidencia.

Contar con “contribuciones” físicas y mentales en cada individuo, nadie lo rechazaría.

Es muy frecuente que el atractivo se haya ganado su sueldo de ese mes, al estar presente en ambos.

Son pocos los afortunados que creyeron en príncipes y princesas y su fantasía se ha ido cumpliendo, junto con la ensoñación que se venía forjando.

Con toda seguridad, y sin ánimo de restar esperanzas, para el resto del mundo, hay mayores exigencias que solicita un mayor esfuerzo. Requiere su pizca de astucia y hasta suerte, para al final, darse cuenta de que enfrente, está el verdadero amor.

Como toda primera vez, al llegar a un sitio extenso e inexplorado, son muchas las rutas y las formas de transitarlas. Realmente no hay soluciones rápidas ni exactas y posiblemente es la base para que, de los experimentos reiterados, se consiga disminuir la frecuencia de las decepciones.

No es un ensayo y error sino la vivencia entre dos sujetos que hasta entonces, no comenzaban a crear nexos de mayor intensidad, fortaleza y con planificación de futuro.

Fuese finalmente un recorrido corto o eterno, pero comenzar bajo la insignia del final, como un sino o  temor anticipado, advierte un fracaso.

amor

Experiencia y Consejos

Por experiencia propia o prestada, intentemos acumular algunos consejos que considero relevantes:

  1. Encontrar primero las respuestas que tengamos de nosotros mismos, antes de aventurarnos a intensificar una confusión, mezclando a otro. ¿Quién soy yo? Es la pregunta más trillada cuando nuestra fisiología quiere hacerse comparada y creemos tener consciencia y hasta hemos pensado en ir adquiriendo responsabilidades. La respuesta a esa pregunta encierra mundos que tranquilamente, pueden no haberse escrutado.
  2. ¿Cuál es tu definición de amor? Si quieres aprender, lo mejor es hacerlo en paz, bajo un estatus de seguridad y contando con la percepción de felicidad.
  3. ¿Ya sabes estar solo? ¿Tu propia compañía, te resulta agradable?
  4. ¿Te ven como una persona “paciente”?. Y no me refiero a estar enfermo, pero tampoco en ser “Job”. Este aspecto se afilia con la precaución y la capacidad de saber esperar, sin animosidad ni aversión. Sin paciencia aumentan las ocasiones de tener lo deseado pero también, que no nos demos cuenta de su ocurrencia o su pérdida.
  5. Siendo honesto (a), ¿te soportas a ti mismo?.  ¿Realmente es un buen momento para salir de tus rediles ?  O simplemente ¿reconocemos que no hay prisa para desplazar o compartir tu área de confort ?

Yo diría que debemos reflexionar sobre los factores citados arriba, despejando primero si en realidad queremos encontrar al verdadero amor. Y es seguro que ya lo saben, para obtener algo, la gratuidad no existe.

amoramor

Amor en tiempos de Modernidad

Con el ritmo de vida en las llamadas sociedades modernas, es frecuente, que la persona se vea atrapada en sus propias actividades y se despiste en cuanto reconocer, dar cabida o mantener una relación interpersonal, donde perfectamente, puede hallar el amor.

Existen indicadores solapados que podrían darnos alguna pista, de por donde va la cosa. En este caso, identificar la existencia del amor entre parejas.

  1. Repentinamente no deseamos conocer gente nueva, preferimos que el tiempo transcurra en compañía de una persona en particular
  2. Disponibilidad y sensación de estar cómodo por la presencia de la persona, sus lecciones e ideas.
  3. No desear contacto con las personas de la “lista”  aquella, donde hasta ahora estaban las personas favoritas.
  4. Concordar en sentimientos antes que por los hechos.
  5. Ver y exhibir su compromiso, demuestran su afinidad. Suele ser el inicio de un establecimiento y de algo potencial que evoluciona.
  6. Pensar en la otra persona y sus querencias. Frenarse y analizar lo hecho para valorar si se ha cometido algún acto no conveniente pensando más en niveles de compañerismo y amistad
  7. Ir viendo el desarrollo de una anticipación por la próxima cita y la activación de emociones favorables, habla de mayores posibilidades. Aquella frase que se leía en una nota. “quedamos a las 4 de esta tarde y desde las 3, ya siento tu presencia y mis latidos ya casi me ahogan…”

    Desear su compañía, ya indica que la relación no será efímera.

    amor

Mensajes de amor

En este punto es importante que ambas partes sean capaces de aprender formas y acciones, que sean sinónimo del mensaje de amor que quieren hacer llegar. Además, denota su preocupación e interés, a través del mismo.

Una forma reconocida es manifestar el afecto y el cariño cuando están juntos, una mirada, un abrazo, la mano con la otra, la cabeza que reposa en su hombro, la protección de un beso o la intimidad que revela.

Expresar amor y al mismo tiempo, es ser respetuoso.

Compartir el momento acurrucados, mientras se despide el stress y nace un estado de relajación.

Susurrar palabras positivas al oído.

Mencionar cuanto se le extraña, cuando se separan.

Hasta los mensajes, utilizando la tecnología digital, ayudan.

Quizá el recibimiento con la música preferida.

El “detalle” en forma de regalo, sin una fecha festiva o conmemorativa común o de puro comercio.

Y conociendo más a la persona, puede ser más notorio, una servilleta arrugada que usamos en una primera cita.  La otra parte la creía perdida, pero quien la conservó supo perfectamente su simbología como expresión de amor.

Hacer sin esperar que se le solicite, solo conociendo a la otra persona, a veces hace la diferencia. Y en esta frase, me nació la curiosidad porque coincide con la mejor definición que haya visto para “amistad”. Ser amigos “es como la sangre, se acude ante una herida que requiere atención y uno lo hace sin ser llamado…”, pues lo veo como equivalente en el caso del amor.

Toda acción de amor,  invoca signos de compromiso y de cuido personalizado. Es la suma de buenas acciones, que captan la atención.

No llevan la connotación de su coste económico sino principalmente, de elementos reflexivos y sinceros, basados en observación, interpretación, percepción y sentimientos.

amoramor

Precaución, comportamiento y amor

Se debe ser cuidadoso con lo tangible y con las conductas, porque también hablan de sí mismo.

Suelen reflejar sentimientos de ambas partes. Simboliza lo vivo y fuerte de las interacciones, asi como el interés que conlleve mantenerlas.

Acá, llego a una advertencia, no todo es fluído y a veces no hace falta hablar. Vale más ser cauto, en especial, cuando exprese sus acciones y comportamientos en relación a un sentimiento de base. Si se transmite o se interpreta un impacto como negativo, ¿cómo se podría justificar o hacer desaparecer de los recuerdos?

La repercusión por una mala canalización o un malentendido, puede llevar la relación  a un foso.

Tampoco es inevitable que aparezca algún foco de vergüenza o de culpas que en ocasiones son insalvables.

Con seguridad, habremos conocido algún caso, con peores consecuencias porque ocurrió ese evento negativo, frente a testigos. ¿Cabría perdonar?, ¿cómo?

Las mujeres son mucho más sensibles a las acciones y comportamientos.

No está implícito pero se debe considerar, que los limites de tolerancia de todas y cada una de las partes involucradas, se tienen que respetar bajo cualquier circunstancia.

Por su parte, los hombres no responden bien a ser corregidos públicamente. Siempre prefieren mantenerse en los confines de sus propios espacios privados.

amor

Honestidad y Atención

En toda asociación interpersonal, se valora grandemente la honestidad, pudiendo observarse como un bien muy preciado y por ello es exigible.

Socialmente sin los elementos de honestidad, estar atentos a los sentimientos y necesidades de la otra parte, son cruciales.

Si se logran cumplir estas necesidades, la relación a largo plazo será fuerte y amorosa. Y el aprecio que se va estableciendo también hará que sea bidireccional.

Adquirir el compromiso para hacer que la relación funcione, pide esfuerzos enfocados en atender los detalles menores, aportando una buena perspectiva y oportunidad de estar.

Las acciones “inesperadas”  deberían esperarse y además, asumirlas como envueltas del más genuino afecto, y como tal, considerarla.

La mayoría de las relaciones eventualmente cometen el error de tomar el sentimiento del otro por sentado. Con esa actitud, se vuelven bastante perezosos y desatentos a las necesidades de la otra parte.

Esto por si solo, caracteriza una mentalidad bastante negativa y destructiva para desarrollarse, desafiando el buen balance de la relación.

Si el elemento de la honestidad se estableciera muy temprano en la relación, ambas partes serían capaces de hablar. Fluyendo pensamientos que al no toparse con el obstáculo  del arraigo del engaño, ningún lugar o tiempo estorbarían.

Creo que la premisa aprendida es ser honesto de una modo gentil y considerar consejos o guías, en especial cuando están involucrados los sentimientos. Las relaciones interpersonales son dinámicas pero permiten los ajustes y la reconducción.

amor

Pasar tiempo de calidad y decirlo

 

Con todas las distracciones de las necesidades diarias y compromisos actuales de cada individuo, a veces es dificil ver, que las personas se detengan y hagan el esfuerzo de pasar tiempo de calidad con su pareja. Muchas veces están cerca de bordear un colapso.

¡¡El correctivo ante esta situación parece evidente !!.

amor

Algunas visiones introspectivas

Gastar tiempo de calidad, es una inversión y necesita atención planificada, y ciertamente un esfuerzo concertado por parte de los involucrados en la relación.

Esto es más verdad,  cuando hay un trabajo significativo y compromisos familiares con los que lidiar, a diario.

Cuando este esfuerzo por la relación no ocurre, la convierte en obsoleta y aburrida, facilitando la búsqueda de ese eslabón perdido, pero fuera de la relación de pareja que se estaba configurando.

Y si agregamos a esto, un “no darse cuenta”, el viaje se hace más peligroso y su carretera tendrá tantos baches y curvas, que no será una opción disponible, poder conseguir una recuperación y regresar.

Podría alimentarse la salud del compromiso, cuando se aprecia el  ímpetu con el cual se enfoca y ejecuta el esfuerzo.

Terminando

Cada elemento vivo funciona mejor con la presencia de amor, formando parte de su polinomio.

Sin embargo, el desconocimiento y que la mayoría de las personas estén tan atrapadas con sus agendas cotidianas, que a menudo olvidan la importancia de demostrar amor hacia los demás, especialmente dentro del perímetro de la pareja y demás seres queridos.

Casi todos los casados pueden mostrar en algún momento, este tipo de deficiencia. Por ello es importante que ambas partes conozcan que demostrar su amor, tiene su relevancia como herramienta de consolidación eficaz y constituye un escudo ante la adversidad y la contienda.

Todo ser humano es capaz de demostrar amor a través de acciones y verbalización y es algo muy esperado y apreciado por la pareja, que a su vez lo puede atestiguar.

La condición y el bienestar de la relación, puede quedar manifiesta en proporción con el compromiso puesto por cada una de las partes.

Desde la constitución de las parejas, cuando se formaliza un matrimonio, también se arrastra lo negativo y la animosidad que produce.

Pero debe recordar un hecho comprobado, el ser humano responde muy bien ante actos de bondad y de amor, por lo tanto, no hay necesidad de abstenerse de las exhibiciones de amor. Y quizá menos, mientras más prolongada sea esa relación. Los actos de amor deben alentarse más y ser demostrados.

Corolario

Mientras en la pareja prevalezcan los momentos de amor, difícilmente hallarán un resquicio para culpabilizarse entre sí. El balance tenderá a ir a favor de lo positivo.  

Nunca debe subestimarse la importancia de demostrar su amor.

Y hoy en el post, casi todo lo giré en torno a las parejas pero estas características y consejos pueden ser extensivos a cualquier relación interpersonal, hagan la prueba.

Nos vemos en poco