Saltar al contenido

CoronAnsiedad

23 marzo, 2020
coronansiedad

La Coronansiedad o mejor conocida como Corona Histeria. Con o sin razón, se expande como acompañante de la pandemia viral y de la informedia.

En esta época, con toda seguridad, un ser humano que estime su vida, le preocupa más su vulnerabilidad (contagio y letalidad) ante la situación sanitaria,

que el nivel de emoción que le produce cuando este tipo de noticias se viraliza en internet, a partir de su smartphone.

Todo riesgo vital genera stress, incrementándose por las altas y profundas dudas del porvenir, el nivel de desinformación y al pensar en el día después.

Puede no entenderse lo que ocurre, pero preocupa más el por qué y hasta cuando.

Además, somos copartícipes de consecuencias que uno mismo no ha invocado.

Y peor, si terminamos siendo dependientes , a consecuencia de malas estrategias personales o de otros.

La mente sigue con estupor y asombro, tanta incertidumbre.

Nuestro sistema nervioso se ve acosado desde el entorno, al rango de inseguridad y por el nivel de riesgo hacia el peligro, ante lo desconocido.

Agreguemos el daño que produce la ansiedad anticipatoria.

Enfrentarse al mismo tiempo, a un enemigo que no vemos, contra quien aún no existen “antídotos” y ser un huésped inmunocomprometido, no ayuda mucho.

¿Qué respuesta avivamos?

-La huida, la lucha o nos quedamos estáticos e inermes.

Los psicólogos comienzan sus recomendaciones:

  • dejar de leer a Nostradamus.
  • entrar en conciencia pronta en la necesidad de una nueva forma de adaptación a la realidad.
  • llenar los tiempos con estructura rutinaria sin rigidez ni con mayoría de obligatoriedad.
  • la información no es mala, pero es mejor si se recibe entre 20 a 60 minutos al día, en un esquema bien distribuido (confianza de la fuente original y horario de revisión).
  • es muy importante tener la información, pero también entenderla y manejarla, en favor de la adaptación.

El significado personal del año 2020.

  • Año bisiesto
  • Curioso por repetir los números
  • COVID-19
  • el año de la gran crisis económica  
  • la suspensión de los juegos olímpicos en el siglo XXI y
  • la historia de “nuestra gran crisis del miedo”
  • el fallecimiento de mi abuelito por una gripe

 

Una necesaria visión histórica de algunas pestes.

 

Recordemos que hace poco más de 100 años, luego de 4 años de la primera guerra pandémica (Primera Guerra Mundial, 1914-1918), se contabilizaron 12 millones de muertos y doble cantidad de heridos.

Continuaron y por 2 años, con la famosa peste española. Tal pandemia terminó con el 2,5% de la población mundial, letal en 15% de los contagiados, causando casi 50 millones de decesos.

1929, la Gran Depresión hasta 1940. Quiebre de Wall Street. Resultado: Hambre Pobreza Indigencia.

II WW 1939-1945.  50 millones de muertos. Caída del imperio italiano y japonés. URSS y EUA las grandes potencias. Alemania dividida

2001. Torres Gemelas. EUA.

Guerra en Afganistán e Irak

2008, Gran Recesión. Bajos impuestos, mercados desregulados, créditos, burbuja inmobiliaria. Elevados costos de materia prima, alimentos, petróleo y cobre. Resultados: desigualdad, problemas sociales, daños económicos

Gastos aproximados $6 mi l millones (Afganistán, Irak).

Peste bubónica o peste negra. Desde Asia Oriental (Mongolia), una pulga infectada con la bacteria Yersinia pestis y se alojaba en los roedores. Flagelación y cuarentena. Con principal azote en Europa, acabó con un tercio de la población humana. (mediados del siglo XIV). En Europa murió 1 de cada 3 infectados

Gripe española. Terminó con el 2,5% de la población mundial, letal en 15% de los contagiados, causando casi 50 millones de decesos. Pandemia 1918-1920. En España, murió 1 de cada 20 infectados

Hambre, guerra, epidemia, alta tasa de mortalidad infantil, expectativa de vida 35 años. Aquellas guerras saqueaban fisicamente, generando hambre y destruyendo lo existente. Con el hambre, aumentaba la vulnerabilidad ante las epidemias y eso podía desencadenar otra guerra. Convirtiendo a las tropas en desplazamiento, el vector de transmisión de las enfermedades contagiosas

Las guerras del pasado se alimentaban (literalmente) del saqueo, allí por donde las tropas pasaban, generando hambre y destrucción; el hambre hacía que la población fuese más vulnerable a las epidemias y podía a su vez ser un factor desencadenante de guerras, y las epidemias tenían en el movimiento de tropas un vector de transmisión ideal. Infectada la mitad de la población mundial. Sintomática un 25%

Cólera. 50 países endémicos. Causal: Bacteria Vibrio cholerae, productora de toxina, con acción neuro entérica. Pandemia 1961,  afectó ese año, casi 5 millones de personas, muriendo 120.000 personas.

Ese año la población mundial era algo mayor de los 3 mil millones de habitantes. Por tanto, la población afectada 0,17% y letalidad: 2,4%

Gripes asiáticas:

1957, un millón de fallecidos. Virus Influenza, A H2N2.

1968, Hong Kong. 1 millón de muertes. Contagio 15%. Virus tipo A

1997. Aviar, A (H5N1). 

2003. SARS. Síndrome Respiratorio Agudo Severo. Coronavirus muy contagioso, causante de neumonía letal. 8 mil infectados, 774 fallecidos, 30 países. 10% mortalidad. Mortalidad asciende a 46% entre personas con comorbilidad. Transmisibilidad 2 a 3

2013. Laboratorio en China, mezcla virus del gripe aviar H5N1 con influenza 2009 H1N1, un virus de fácil contagio y letalidad (hasta 20%)  

MERS 35% mortalidad global. 60% entre personas que ya portaban comorbilidad. Transmisibilidad < 1 caso

La gripe estacional, Se infecta 1 persona de cada 1000 habitantes. Afecta de 5-20% de la población mundial en una cifra anualizada, aproximadamente 1 mil millones de casos al año.

Hasta 650 mil fallecidos, representando  mortalidad 0,1%. Transmisibilidad 1,5 casos

 

Si quisiéramos seguir haciendo comparaciones:

La OMS ha señalado que en España, de forma directa o indirecta, la contaminación atmosférica causa casi 10 mil fallecimientos y hasta 7 millones anuales como cifra mundial. (la mayoría son decesos por neumopatías relacionables)

Coronansiedad.  Situación parte 1

Infectado o afectado

80% se mantienen sin síntomas o con síntomas leves

15% el virus afecta la mucosa respiratoria inferior y produce cuadros neumónicos.

Y 5% pasa a una fase crítica, con potencialidad letal

A la fecha 23 marzo 2020, infectados comprobados a nivel mundial: casos comprobados 350.536 a nivel mundial con 4,37% de letalidad

Trasmisibilidad 2,2 a 2,68

Contagiosidad: 17 personas cada millón de habitantes 

Mortalidad promedio 2%. Asciende a 73,3% si la persona era portador de comorbilidad

Contagiosidad: gripe 1,3 por cada caso (+) y COVID-19  2 por cada caso

 

Coronansiedad. Situación parte 2

 

  • Nos sentimos acelerados, agitación con facilidad y ansiedad, día sí, día también.
  • Se ven manifestaciones de pánico, ansiedad y malestar.
  • Se buscan culpables y se aíslan los probables.
  • Decisiones, congelación, y el día después.

5 Antídotos para la Coronansiedad

 

Ser activo en tu salud

Limpiar tu casa, usa la mascarilla, lava las manos con frecuencia (agua y jabón).

No hacer nada, nos encierra en un acentuado estado emocional

 

Interacción social ante el stress

Utilidad de los chats, las redes sociales y las videollamadas.

Debe existir un equlibrio entre el sistema neurovegetativo y el sistema de compromiso social.

 

Modular el tiempo y calidad de información

Revisar las fuentes.

Un fake news nos balancea entre esperanzas hasta terror

 

Tomar decisiones solamente con racionalidad

En situaciones emocionales, de stress prolongada, el sistema límbico supera al neocórtex.

Bajo un estado de ansiedad, malestar y mezcla de emociones difusas, las decisiones suelen ser poco equilibradas

 

Incluir un lapso diario de actividad física y de relajación muscular

Combinar respiración, meditación y ejercicios físicos.

Son señales que llegan al cerebro informándole que está Ud a salvo y bien

 

Conocimientos que apoyan las recomendaciones epidemiológicas.

 

El Virus.

Este COVID-19 se refiere a “coronavirus disease y cuyo primer caso ocurrió en el año 2019”, y de acuerdo a la OMS evita su estigmatización y es un nombre fácil de pronunciar y recordar.

Corresponde al virus SARS- CoV-2.

Está constituido por el genoma más grande entre los virus del tipo ARN

Contagio, mecanismo.

Las gotas expelidas por la saliva, sea durante la tos, estornudo y/o hablar. Consiguen sus puertas de entrada en el rostro (mucosa ocular, nasal o bucal).

La posibilidad del contagio es directa o cuando compartimos un beso, un abrazo, o llevamos nuestra mano no higienizada luego de contactar con alguna superficie donde ha estado el virus y la pasamos por nuestro rostro.

Cuando al hablar dejamos escapar el aire de la boca, mientras creamos un aerosol de saliva, pues estamos causando una forma de extensión. (Por ejemplo, pronuncia fuerte la letra “F”, “Z” o la “V”)

La velocidad del estornudo es aproximadamente 160 kilómetros por hora  y sus gotas quedar esparcidas en 5 metros cuadrados alrededor u 8 metros lineales.

Al ser expelidas, se secan, enfrían y caen.

Se quedan 4 horas en cobre (por ejemplo, monedas). Un día en cartón. 72 horas en plástico y sobre el acero inoxidable.

Cuando la superficie muestra una humedad menor del 50% y temperatura mayor de 30 ºC, el virus reduce su persistencia

Desinfectar superficies, puede ser eficaz usando agua oxigenada, alcohol, hipoclorito de sodio (lejía)

 

 

Protección social. No contaminar a otros.

Si uno se cubre la nariz y boca con las manos, los gérmenes se han pasado a las manos y de allí, salvo que de inmediato se laven con agua y jabón, pasarán a todo lo que se vaya tocando.

Emplear un pañuelo descartable y doblarlo hacia adentro para luego lavar las manos.

O bien, emplear el doblez del codo con mangas de ropa para que contenga el estornudo o la tos.

Por cierto que el virus no pasará la piel  porque ni tiene un cuchillo ni dientes y no es liposoluble

 

Presentación clínica

Muestra una alta tasa de transmisión o contagio, pero también un muy alto porcentaje sin que logre afectar nuestros pulmones (80%)

Si la persona está contagiada puede manifestar: fatiga, tos seca, dolor de garganta y leve hipertermia, son los síntomas más comunes.

Y tal cosa cuando ocurre han podido pasar de 2 a 14 días, con 5 de promedio, desde el contagio.

Si los síntomas en lugar de estabilizarse, empeoran, se agrega cefalea, sube la temperatura, hay disnea, el proceso está evolucionando.

Los sistemas sanitarios de los diversos países han establecidos normas para continuar esta línea. Pero muy probablemente requiera de valoración médica.

Tomar las muestras para definir la presencia de este virus o descartarlo y el manejo pertinente ante la magnitud de su estado general y respiratorio.

Acudir directamente a los centros de salud, lo que hace es congestionarlos y si no estaba contagiado, casi que saldrá con el virus que no tenía.

 

Qué debo hacer, ahora que vengo de una zona contaminada

(geográfica, contacto conocido, hospital,etc)

 

Notificarlo

Me convierto en un ente con sospecha de haber adquirido el virus

Me aíslo

Seguimiento evolutivo

Mantengo el distanciamiento social. Mínimo 2 metros.

Observo la evolución clínica

Tiempo 15 días. La llamada cuarentena (referida a la 

Si salgo me debo poner mascarilla que cubre nariz y boca. Y proteger mis ojos. No deseo contaminar a nadie

Con cada nuevo riesgo de exposición, lavarme las manos con jabón.

Fiebre, disnea, empeoramiento, requiere valoración médica.

No hay registro de fallecido menor de edad menor a 9 años.

Principal riesgo de 4ta edad (mayor de 80a), luego >65a (tercera edad).

Este factor etario viene asociado con la mayor probabilidad de comorbilidades: respiratorias, cardíacas, diabetes, inmunológicas, nefrópata, coagulopatía, falla multiorgánica

 

 

¿Qué más debo saber?

 

Es más productivo y eficaz, el temor prudente que el pánico emocional

Ser prudente con la información que recibas

Para nada es bueno que contamines a tus seres queridos.

No juntes al nieto con los abuelos, estarías uniendo al portador con los susceptibles

Todavía no está al alcance, ningún tratamiento específico

Cuidar el contacto para aminorar el stress.

Recordar que el pánico paraliza y prevenir no es dejarse llevar por el terrorismo

La salud emocional y la física deben ir aparejadas

Fases: prevención, contención, mitigación, recuperación. Todas generan miedo por el desconocimiento

En base a la aplicación de los test de diagnóstico, se comprueba el número de casos , pero si no se hace de forma masiva, no se sabe cuántos hay en realidad

 

A Brotherhood of man, dicho por John Lennon