Glucosa Glucosa, dinámica con el organismo, por más o por menos Saltar al contenido

Glucosa

23 mayo, 2019
la glucosa

La glucosa en sangre, se conoce como glucosemia o glicemia.

Se ha establecido un rango de valores normales que pueden variar por el método de análisis y entre laboratorios que procesen las muestras de sangre.

Sin embargo, es bastante común el uso del glucosimetro portátil  (con 50 años en el mercado). La muestra de sangre puede ser capilar o venosa

Vale decir que la glucosa es una molécula representante y referencial de los carbohidratos. Diría que su fórmula química es relativamente fácil de recordar C6H12O6. Y es un factor que se considera para comparar con otros azúcares y en caso de incorporarlo en alguna clasificación científica.

Por ejemplo es una hexosa, por su composición de 6 átomos de carbono y es un monosacárico al estar libre como molécula indivisible, ya que no se puede descomponer o hidrolizar hacia compuestos más simples.

Esas propiedades son ventajosas para su digestión y absorción en nuestros intestinos.

En la Naturaleza predomina su presentación con rotación hacia la derecha, por lo cual se llama D-glucosa o Dextrosa. Y es el compuesto orgánico más abundante.

¿De donde se obtiene glucosa?

1.- Las plantas con clorofila, agarran 6 moléculas de CO2  con igual cantidad molecular de agua. Reciben la estimulación lumínica y ocurre el proceso de fotosíntesis.

Han transformado compuestos inorgánicos en orgánicos y la energía lumínica en química.  Y asi podemos disfrutar de sus frutos, como diversos pack cargados de D-glucosa y otorgando al medio ambiente 6 moléculas de oxígeno.

fotosintesis para obtener glucosa

2.- La industria alimentaria procesa el almidón de cereales (predominantemente, trigo y maiz), apareciendo el jarabe o syrup de glucosa y la dextrosa en polvo.

3.- El azúcar de cocina, de mesa, de caña o de remolacha, es sacarosa, un disacárido con fórmula C12H22O11, mezcla de glucosa y fructosa.

4.- En las glándulas mamarias, se sintetiza la galactosa que junto a la glucosa conforman el disacárido lácteo, que es la lactosa.

5.- Obtención de glucosa libre y fosforilada, a partir del glucógeno, que en principio todas las células estarían capacitadas de procesar.  Cuando el organismo se encuentra en actividad constante, vigorosa o extenuante, el combustible que se obtiene directamente de la irrigación sanguínea se hace escaso. Los cambios hormonales estimulan este proceso catabólico de glucogenólisis. El propio músculo, el cerebro con sus neuronas y neuroglia, los glóbulos rojos, la córnea y los riñones, reciben hasta por 18 horas la reserva de glucógeno hepático, ya convertido en glucosa.

6.- A partir de ese momento, existe otra posibilidad. No recibimos alimentos, hemos gastado los depósitos en forma de glucógeno, estamos en ayunas  y ahora pedimos al hígado más combustible (10% en los riñones). La glucosa nace desde precursores como lactato, oxalacetato, piruvato  y el glicerol, estando en presencia de una ruta metabólica llamada neoglucogénesis.

 

 

 

La glucosa  ingerida 

Los carbohidratos han tenido siempre muy mala fama. Incluso se les ha acusado de generar diabetes mellitus y obesidad, entre otros desajustes del metabolismo y función hormonal.

Las personas que quieren reducir su peso corporal, especialistas en salud o son pacientes diabéticos, le dan relevancia al factor IG o “índice glucémico”.

Este IG es un marcador, para clasificar los alimentos que contienen carbohidratos, avisando de su potencial para elevar rapidamente el nivel de glucosa en sangre.

Como ejemplo, de un índice bajo (0-55) se señalan, la cebada, quinoa, cereal integral, zanahoria, leche, manzana, nueces y  legumbres en general

Con un índice moderado (56-69) estarían el pan pita, arroz integral y las pasas

Y de alto índice (70+), considero que sus mejores representantes son las papas o patatas, pan blanco, postres azucarados, arroz blanco, avena instantánea, azúcar en sobres (blanca, morena) y la sandía

Cuando el alimento tiene un mayor procesamiento industrial, mayor IG. Es de utilidad saberlo, tanto para compensar un estado metabólico, regular el IMC y un mayor equilibrio en el control de la diabetes mellitus

La necesidad diaria de glucosa es de 100 a 150 gramos diarios

Controles de glucosa

En el caso de ser portador de una diabetes mellitus, su control se basa en el seguimiento de los valores de la glucosa en sangre y sus fluctuaciones.

No pocas veces su proveedor de salud, pudiera incluir la medición de cuerpos cetónicos en sangre y orina. Asi como, el perfil lipídico y otros factores de riesgo para el desarrollo de la enfermedad cardiovascular.

Otras personas que deben hacer un seguimiento, reiterando las pruebas en sangre y orina, son la mujer gestante, el no diabético que hace episodios con o sin síntomas de hipo o hiperglicemia a repetición. Sedentario, sobrepeso u obeso, familiar diabético, portador de alguna enfermedad cardiovascular. Y cuando se sabe que los riñones, glándula tiroidea, higado y/o páncreas estén afectados por alguna enfermedad o se es portador de alguna enfermedad neoplásica.

Es fundamental que se lleve un riguroso registro de todos los resultados para una mejor valoración y ajuste, junto con la aplicación de medidas preventivas

Siendo lo correcto, además,  llevar el registro de todos los resultados. Asociar presencia de síntomas, horario de ocurrencia, actividad física, situación de stress, concordancia con tipo y cantidad de alimentos ingeridos, hábito etílico asociado y dejar expuesto vuestro rango de normalidad.

El siguiente paso, se planifica conjuntamente con el equipo de salud que lleve su situación de salud y terapeútica.

 

glucosa en sangre capilar y uso del glucometerglucosa en sangre venosa

Rangos de normalidad para la glucosa en sangre, antes de comer o en ayunas

Es decir, ¿cuál es mi glicemia pre-prandial o en ayunas?

En este renglón se considera como normal para la persona diabética,  entre 80 y 130 mg/dl o 4,44 a 7,22 mmol/litro

Y para el no diabético, entre 70-110 mg/dl o 3,89 a 6,11 mmol/litro

 

glucosa postprandial

Y ¿qué pasa luego de la ingesta?

Aquellos alimentos que contienen carbohidratos, son degradados enzimaticamente desde la saliva, jugos gástrico y pancreáticos y por las enzimas de las vellosidades intestinales. Una vez que ya se consiguen en forma de monosacáridos (glucosa, galactosa y fructosa) comienzan a ser absorbidos.

Existe un transporte activo dependiente de sodio, en la membrana celular que ve la luz intestinal. A continuación, se concentran en el interior celular y pasan la membrana del polo vascular por un mecanismo de difusión facilitada. Ya en sangre viaja hasta el hígado. Estando a punto de que el combustible tan preciado llegue a todo el organismo

Las células poseen un transportador de glucosa a nivel de la membrana, para permitir que entre.  Existiendo 12 tipos, pero a nivel de tejido muscular, corazón y en el tejido adiposo, dependen que la insulina los active (GLUT4). Por lo cual, esperan que el páncreas, la insulina y los receptores hormonales específicos estén sincronizados y funcionen correctamente

En las personas que portan una diabetes mellitus tipo I, la producción y oferta de insulina pancreática es muy pequeña o nula. Y en la diabetes mellitus tipo 2, el mecanismo más común es una resistencia a nivel de los  receptores de la insulina que no permiten que los GLUT4 abran las compuertas celulares y permitan la entrada de la glucosa sanguínea  y pericelular.

El momento idóneo para medir la glucosa post prandial, es a las 2 horas de haber comenzado la ingesta de alimentos.

El rango normal para el diabético, no supera los 180 mg/dl o 9,99 mmol/litro

Y para el no diabético, no mayor de 140 mg/dl o 7,77 mmol/litro

Necesidad de la prueba de glucosa en sangre

La dinámica de la vida hace que existan muchas variables que influyen en los niveles de glicemia.

Si convergen situaciones que terminan sacando de los parámetros de normalidad a la glucosa en sangre, se estará instalando una Hipoglicemia (nivel por debajo del rango normal) o una Hiperglicemia (por encima de dicho rango)

En cualquier caso, sería un desequilibrio que nuestro organismo,  percibiría y sufriría con sus consecuencias adversas.

Es muy importante  la constancia para un adecuado control y para los ajustes requeridos.

Y no debe dejarse a un lado los efectos de tipo psicológico que ocasiona tomar consciencia por las expectativas de los resultados.

Sube la intensidad emocional, pudiendo causar disgusto, confusión, frustración, enojo o depresión. Hasta culpabilizarse, en caso de no mantener su glucosa dentro de la normalidad.

 

peligro de hiperglicemia en la dieta diariaglucosavision borrosa

Sintomas de Hiperglicemia, se van instalando pero progresan en lo negativo

a) Deshidratación como reflejo de la redistribución del agua corporal.

La glucosa aumenta el volumen y frecuencia de micción, por su efecto osmótico e hidrofílico. Poliuria (>2 litros orina/diariamente). Enuresis.

Mientras tanto se va instalando un daño vascular renal, fallando su sistema de filtración, pudiendo llevar a una insuficiencia renal

b) Debe beber más de lo habitual, por la sensación de sed ante la sequedad bucal, lengua, labios. Polidipsia (ingesta >2,5 litros de líquidos diarios). 

c) Hambre, polifagia 

d) Cansancio, debilidad, fatiga excesiva o somnolencia a pesar de haber descansado

e) Dolor de cabeza, en especial se sospecha si cambia su patrón o se cronifica

f) Confusión. Dificultad para concentrarse. Irritabilidad

g) Visión borrosa. Retinopatía, ceguera

h) Dolor abdominal. Náuseas y vómitos. Falta de aliento

i) Los mecanismos de defensa  enlentecidos, facilitan que los hongos se multipliquen y progrese la infección micótica.

j) Cuando el control de la hiperglicemia y la diabetes mellitus no es óptimo, se podrá ver una falla en los mecanismos naturales de cicatrización. Apreciando curación lenta de las heridas

cetona

Cetoacidosis

Una hiperglicemia persistente no atendida correctamente, va desencadenando una descompensación que deriva en la falla del metabolismo energético y la disfunción neurológica en medio de una acidosis metabólica con cetonemia. Mayor asociación en la diabetes mellitus tipo I y adultos jóvenes. 

Con las horas, el problema se va intensificando. Suele demorar menos de 24 horas.

La glucosa no se puede usar como combustible y el organismo recurre a las grasas en busca de la energía requerida. En el catabolismo lipídico aparecen los cuerpos cetónicos que se van acumulando en sangre, otros tejidos y en orina.

Cuando la glucosa en sangre sobrepase  los 240 mg/dl o 13,32 mmol/litro, ha sido vencida la barrera renal y los cuerpos cetónicos pueden medirse en sangre y orina

En caso de presentar cetonas en la orina, NO debe realizar actividad física como una vía para reducir la hiperglicemia, a partir de los músculos, incrementará más la glicemia y la cetogénesis.

Nivel moderado de deshidratación, glicemia elevada, variable aunque usualmente menor de 600mg/dl. 

La persona tiene sed, la piel enrojecida, disneico, aliento frutal, sensación de confusión mental o aturdimiento, náuseas y vómitos, pudiendo progresar hacia el desmayo, pérdida de consciencia, coma y muerte.

diabetes

Coma Hiperosmolar

Se combina hiperglicemia mayor de 600 mg/dl o 33,3 mmol/litro, estado hiperosmolar plasmática (>320 mOsm/Kg en sangre y todo el organismo), con deshidratación severa.

Mayor mortalidad que en la cetoacidosis y es más frecuente en el paciente diabético tipo II, en el grupo etario senil.

Se va instalando en un tiempo que supera las 24 horas y no hay acidosis.

¿Qué causa hiperglicemia? 

La principal razón es perder el control del trastorno metabólico subyacente.

¿Por qué no se disuelve totalmente el azúcar que agregamos a un vaso con agua?

Las razones más obvias serían:

a)porque hay menos agua de la necesaria para hacer la dilución, que se traduce, “estamos deshidratados”

b)colocamos más azúcar de lo adecuado, es decir, “transgresión dietética, alimentos de alto índice glucídico, ingesta alcohólica”

c)falta “algo” que permita que el nivel de glucosa se reduzca distribuyéndose mejor, Equivaldría a “falta de suficiente insulina para la incorporación celular de la glucosa existente”

d)no hay un mecanismo viable para reducir la carga del azúcar contenida en el vaso. O sea, si pudiéramos “quemar el excedente o sacarlo del vaso, como hacer ejercicios o usar una cucharilla”

 

glucosa

Y, ¿cuando el vaso de agua azucarada es el organismo?

En caso de diabetes tipo I, no hay insulina pancreática ni exógena. Su cantidad es insuficiente, está caducada, se omitió alguna dosis, ha sido mal preservada (temperatura extrema) o se coloca en una zona de lipodistrofia (menor absorción de la insulina inyectada). Fallas en el infusor de insulina (ISCI).

Si se trata de diabetes tipo II , el organismo no responde con los antidiabéticos orales o existe resistencia para que funcione la insulina en la captación celular de glucosa, con lo cual funcionalmente, es una cantidad insuficiente o ineficaz.

El plan dietético y nutricional no fue seguido como se había estipulado. Alto IG. Bebidas energéticas

Incumplimiento de la actividad física planificada diaria. Mayor actividad física anaeróbica o en condiciones de stress

Podemos estar agregando la estimulación hormonal de aquellas que facilitan la liberación de glucosa a partir del hígado, en especial ante situaciones de stress, cena insuficiente y coincidencia con el pico hormonal antes del amanecer de hormonas adrenérgicas (glucagón, adrenalina, hormona del crecimiento y cortisol).

Medicamentos como los corticoides o que dentro de su fórmula, contengan sacarosa o lactosa

O estamos en una condición médica de enfermedad, desde un resfrío hasta un estado postoperatorio.

Y en desequilibrios emocionales inducidos por situaciones que nos preocupan a nivel económico, laboral, escolar, familiar o de pareja.

Manejo de la hiperglicemia, de modo ambulatorio

Lo mejor: la prevención y el control. Logrando una optimización, con las reuniones junto al equipo de especialistas en salud, pues se buscarán aclarar dudas y saldrán a flote los ajustes y sugerencias que sean necesarias

Se recomienda avisar y entrenar a las personas con las cuales se suele uno pasar el día a día, pues podrían ayudarnos (pareja, familia, profesorado, amigo, etc).

No olvidar  alguna identificación con la particularidad de atención de emergencia, pulsera, collar y/o carnet que notifique nuestra condición médica de base, incluso algún tratamiento de urgencia, que podríamos necesitar.

Contando con vía oral y al repasar el esquema de tratamiento que veníamos haciendo, puede revertirse el problema.

Y por supuesto, si es la primera vez que ocurre o no hay reversión pronta, los servicios de emergencia a nivel hospitalario, serán la mejor opción.

Basándose en los síntomas y signos del paciente, su historial clínico incluyendo la terapia que recibía antes del episodio, y los resultados de la muestra de sangre, con seguridad se emplearán las 3 principales armas médicas para estas situaciones.

1.- La insulina, con dosificación acorde al nivel de cetonemia y glicemia.

2.- Hidratación, usualmente endovenosa. Ayudará en la dilución del problema osmolar del organismo, normalizar el estado de hidratación y una mejor compensación de la glicemia y acidosis.

3.- Explicar al paciente y su familia que el proceso de descompensación metabólica que ha tenido se estará manejando hasta su normalización y se actualizarán las pautas para su control y seguimiento, y que podrá regresar a su vida normal.

En este punto quiero acotar que si bien, el desnivel en alza o en baja, ambos requieren atención lo más pronto posible pues evita consecuencias graves e irreversibles. Sin discusión, las hipoglicemias no dan tiempo a titubear y el daño neurológico sería muy lamentable, asi como es de prevenible.

Por lo dicho, me refiero a continuación, a ella

 

hipoglicemia

 

SINTOMAS DE HIPOGLICEMIA, obliga a actuar en minutos

 

Aunque hay variabilidad individual, se considera que existen 3 grupos

El asintomático, el que avisa al organismo en general como señal de alerta y el que puede alterar nuestra consciencia y crear lesión neurológica.

a) Síntomas de “Aviso” o alerta adrenérgica. El cuerpo nota el descenso. Suelen darse con glucemia 50-70 mg/dl. Puede auto revertirse con la ingesta de carbohidratos

La persona se siente con ansiedad y está irritable, con palpitaciones, algo de cefalea, aturdido o mareado.

Se ve pálido, las manos le tiemblan y suda profusamente. Manifiesta fatiga, debilidad y tiene hambre

b) “Neurológico – Emergencia”  cuando el descenso de la glucosa ya está a nivel cerebral.  Glucemia < 50 mg/dl. La disfunción neurológica requiere de ayuda y la auto reversión virtualmente es imposible de efectuar. 

Ya los mareos se hacen contínuos, el pensamiento es muy difícil de mantener o desarrrollar si el cerebro está privado de glucosa. Hay somnolencia y un estado de obnubilación, la visión borrosa y las moscas oculares revolotean. Intentar hablar demuestra disartria y un discurso confuso,  como si estuviera intoxicado. Sin la reversión de los niveles de glucosa en sangre, tampoco se revierte en el sistema nervioso y aparecen convulsiones,  inconsciencia y se entra en coma

Y si llegara a ocurrir esta situación de hipoglicemia durante el sueño, hay signos indirectos que pueden dar pistas de lo que subyace:

  • Llanto o pesadillas.
  • Sudoración, mojando las ábanas y la pijama.
  • Si se levanta en ese momento, se mostrará cansado, irritable, confundido

 

CAUSALIDAD para un nivel bajo de glucosa en sangre ( hipoglicemia )

Siempre deben considerarse algunos factores de riesgo. Como es el hecho, de aquellas personas que reciben insulina, sulfonilureas o meglitinidas.

Conjugar una dosis normal pero con exceso de actividad física o déficit de la ración y calidad alimentaria, es de riesgo

Asi como, una sobredosificación de estos medicamentos, por error o mal cálculo o desincronización con los horarios previstos.

También puede ser por el estilo de vida. Disminución o saltar o retrasar la ingesta de alimentos. No comer suficientes carbohidratos. Omitir complementos.

Cuidado, si abusamos de la ingesta de alcohol, en especial sin haber comido suficiente, por su ruta metabólica. E incluso según el nivel etílico, puede enmascarar síntomas de una hipoglicemia coexistente

Se debe avisar al médico de atención primaria, cuando se introducen nuevos medicamentos en la terapéutica, por las interacciones y por sus efectos secundarios en potencia.

Un mal control glicémico no debe aceptarse, en consciencia de su importancia. Y muy especialmente, cuando hay variaciones en las necesidades de insulína por nuestro organismo, o su metabolismo esté alterado, como el caso de insuficiencia renal, hepática o déficit hormonal (por ejemplo, cortisol, tiroxina).

Otra situación para estar más pendiente, es si tenemos vómitos o diarrea, pues lo ingerido en alimentos previamente, puede no haberse retenido ni absorbido.

Los planes previstos en alimentación, medicación y actividad física deben cumplirse a cabalidad. Y el reajuste de dosis y medidas especiales, se ceñirá a los registros de glucosa en sangre que llevemos a la consulta.

glucosa

¿Una hipoglicemia es peligrosa por si sola?

Se considera que existe un nivel ligero o leve de hipoglicemia y otro, de gravedad o severo.  Y como NO tiene proporción directa con el valor de la glucosa en la muestra procesada por el glucómetro portátil o de laboratorio, detectarlo, obliga a iniciar de inmediato el tratamiento

De forma rápida, se cataloga un nivel grave o leve, según estén afectadas o no, las facultades mentales y el nivel de consciencia. Entendiendo que si la propia persona que lo padece se da cuenta y puede reaccionar, actúa por si mismo, revierte y sería una hipoglicemia leve.

Caso contrario, estará inconsciente, y necesitará de ayuda. Acá, repito, que es importante portar algún sistema indicativo e identificador. Además de tener entrenados a las personas que suelen estar cercanas a uno.

Es importante saber que existen unos kit que contienen una jeringa precargada de una hormona llamada Glucagón para uso intramuscular o subcutánea.  Se sugiere usar en muslos, nalgas, abdomen o antebrazos. El portador de este kit debe vigilar la fecha de su caducidad

Si la hipoglicemia afecta nuestras facultades mentales, avisa sobre un metabolismo glucídico deficitario en las neuronas y glia. ¡El daño DEBE SER REVERTIDO antes ! 

 

REGLA 15/15       (Glucosa y tiempo)

Comer o beber 15 gramos de carbohidratos de rápida absorción, apenas tengamos síntomas de hipoglicemia y la muestra de glucosa en sangre, marque menos de 70 mg/dl

Se debe esperar unos 15 minutos en reposo,  para reevaluar los síntomas y nueva glicemia

Este proceso se repetirá , 15 minutos después de una nueva ingesta de 15 gramos de carbohidratos de absorción rápida. El objetivo es obvio, cero síntomas y normo glicemia.

Creo que también es obvio, que para hacer esta sucesión, debemos estar conscientes, por tanto en un nivel leve de hipoglicemia y de auto-reversión.

COMENTARIOS. Obtener 15 gramos de carbohidratos de rápida absorción o de glucosa.

15 gramos de glucosa en bebidas15 gramos de glucosa en comida

  1. Cuando se trata de niños pequeños, el cálculo se hace a razón de 0,15 gramos por kilo de peso corporal
  2. En un nefrópata se debe evitar una mayor elevación de potasio, como ocurriría con el consumo de jugo de naranja dentro de las opciones de 15 gramos de carbohidratos.
  3. Y en lugar de naranja, se sugiere escoger entre  jugo de manzana, uva o arándano
  4. Comer galletas o un trozo de fruta, sirve de merienda en caso que la próxima comida sea dentro de más de una hora.
  5. Llevar sobres de azúcar, caramelos o fruta, al salir de casa, pueder darnos un hábito sano y de seguridad.
  6. Es muy importante señalar que algunos pacientes reciben como antidiabéticos, medicamentos como Acarbosa o Miglitol que bloquean la absorción de sacarosa o azúcar de mesa, en el intestino, y es por ello que los 15 gramos deben ser de glucosa, cuyas moléculas no tendrán incovenientes para su absorción
  7. Evite conducir con la sola sospecha de una hipoglicemia

Y de tratarse de un nivel severo de hipoglicemia, ¿qué se recomienda?

  • Pedir ayuda si aun es posible. 
  • Se debe recordar, que en estado de inconsciencia no usar la vía oral. Logicamente esta advertencia es para la persona que vaya a asistir al hipoglicémico.
  • Está indicado con una medición menor de 50 mg/dl glicemia, la aplicación del Glucagón intramuscular o subcutáneo, (GLUCAGÓN-GEN HYPOKIT 1 MG )
  • En la medida que regrese la consciencia,  ya se podría usar la vía oral y pasar al esquema en forma similar al de un caso leve.
  • Pero a continuación, sin falta, lo mejor sería ponerse en contacto con el grupo de especialistas que manejan su salud y llevan su control.

 

 Quería agregar algunos datos sobre la llamada Hemoglobina glicosilada (HbA1c)

La hemoglobina está contenida en los glóbulos rojos, precursores y también en sus células ya maduras. En forma aleatoria, si hay un exceso persistente de glucosa en sangre, se une de forma irreversible a un bajo porcentaje de la hemoglobina. A pesar que se le denomina como glicosilada, tal proceso no ocurre, por ello, también se conoce como Hemoglobina glicada. Lo cual representa una unión sin previa transformación o metabolismo.

Se estima que al menos 50% de su existencia se ha ido constituyendo en las últimas 8 semanas y de allí que represente, el promedio del estado metabólico de hiperglicemia entre los 2 y 4 últimos meses.

Se ve una utilidad mayor en las personas que portan una diabetes mellitus tipo II y conforma un método válido para el seguimiento y para valorar la eficacia del tratamiento.

Sus medidas se ven como % o como su valora estimado de glucosa promedio (eAG) (estimated Average Glucose). Anexo la guía.

hemoglobina glicada

Encontrar en la muestra de sangre una HbA1c de 5 a 6%, debe considerarse normal y un buen control metabólico

Pero con cifras que superen el 7%, al menos hay una situación de hiperglicemia, muy probablemente debido a una diabetes mellitus tipo II