Prevención del cáncer, a pesar de carcinógenos. Parte 2. Saltar al contenido

Carcinógenos, parte 2. Prevención.

15 julio, 2017

La Prevención es un as bajo la manga. Es una herramienta muy útil, pero que no solemos acordarnos que existe.

Cuando nos referimos a la Prevención del  cáncer, esta  totalmente justificada, su ejecución. Y para ello debemos saber cosas relacionadas, algunas del diario vital y otras cosas, procedentes del arsenal médico.

  • Voy a comenzar señalando algunas cosas conocidas. El cáncer es una enfermedad temida por todas las personas, pues, en la mente de muchos, aparece una sentencia de sufrimiento, irreversibilidad y muerte. Quizá, ya hemos tenido esa experiencia o nos ha tocado en forma muy cercana.
  • Mi objetivo no es promocionar un canto de sirenas. Pero se le puede ganar una batalla y también, la guerra.
  • Durante la última década, las cifras mejoran y ofrecen nuevas esperanzas. Por ejemplo, en la población infantil, 7 de cada 10 niños con cáncer, logran curarse.
  • En ese mismo lapso, casi se ha duplicado la cifra de mejor diagnóstico a tiempo, menor letalidad y mayor calidad de vida.
  • E incluso, cuando se usa el parámetro de superviviencia a 5 años, se ha logrado que 2 de cada 3 personas,  sigan vivos luego de esos 5 años, desde el diagnóstico.
  • Es una lucha que no debe verse dominada, por ignorancia ni por miedos, aunque sería comprensible. Pero estemos claros,  querer evitar el daño no ocurre, solamente, porque volteemos la mirada.

    La oportunidad de ganar nace al estar motivados, para enfrentarnos a ella.

  • Las estadísticas mejoran, mientras mejor sean nuestros conocimientos y mayor la información. Vamos desarrollando mecanismos de prevención y de detección precoz. Mientras, se van refinando los métodos de diagnóstico y la terapia se hace cada vez más selectiva, eficaz y personalizada.
  • Nuestro organismo es el terreno, donde se libra cada batalla. Debe ofrecer alta resistencia. Y las “tropas”, que es nuestro sistema inmunológico, deben estar ya preparadas.
  • Busquemos conseguir y mantener una vida sana y en equilibrio. Una vida saludable en cuanto a alimentación, hábitos psicobiológicos, actividad física, buen dormir y el mínimo stress. https://testigotemporal.com/aperturaY si no pudimos evitar el contacto con algún carcinógeno, que la exposición sea mínima, en cuanto a tiempo y cantidad.
  • Los tumores siempre se van a nutrir de nuestra ignorancia, y de nuestro miedo. Podemos decir que si nos mantenemos informados, podremos salvarnos.

Un diagnóstico tardío no garantizará el éxito de una terapia, ni siquiera de una recuperación.

  • Considero que la VIDA es muy bella y ofrece tanto, como para querer desperdiciarla, particularmente si somos concientes, que el mal se puede evitar y poseemos las herramientas necesarias.
  • Pero, seamos elásticos. ¿y si falla la estrategia de prevención?.
  • Pues, busquemos una solución rápida, consigamos un diagnóstico precoz, antes que la enfermedad se manifieste o dé síntomas.
  • Conseguiremos menores efectos lesivos, por el cáncer y por la terapia requerida. Todo el trance será más corto. Sufriremos menos. Y nos reincoporaremos a nuestra vida, en menos tiempo y mínima disfunción. Aún podremos ser parte de una estadística favorable.
  • En este post

  • Quería completar lo que inicié en el anterior, donde abordé el tema de los carcinógenos. Y hacer énfasis en la prevención del cáncer.
  • Recordaremos, que carcinógeno, es el término que se asigna, a los agentes físicos, químicos o biológicos, productores del cáncer en el ser humano.
  • Exposición y riesgo.

    En el año 1700,  De Morbis Artificum de Bernardino Ramazzini,. Señaló el daño por exposición al mercurio; primeros escritos sobre enfermedad ocupacional y sobre el tema de neumoconiosis. También Ramazzini hizo la observación, que en las monjas, era alta la incidencia de cáncer mamario, y muy baja, en el cérvix uterino.

    Exposición a Carcinógenos físicos, (radiaciones)

    Del tipo  NO ionizantes, como la radiación ultravioleta de origen solar.

    Ionizantes, como la empleada en estudios de diagnóstico médico, con los rayos X

    Agregamos a la lista, las radiaciones ambientales y que emite la propia corteza terrestre (radón).

    La posibilidad cierta de la exposición ante fugas nucleares, accidentales o bélicas. Con riesgo conocido de desarrollar, entre otros, cáncer de piel,  tiroides y/o leucemia.

    Y especial vigilancia, con aquellos pacientes que están siendo tratados con radioterapia. Se han descrito casos de linfomas, secundario a la radioterapia, en pacientes con cáncer mamario.

    Exposición a Carcinógenos químicos.

    De los 7 millones de compuestos químicos conocidos, 2.000 tienen actividad carcinogénica y, muy pocos están en contacto  con el  humano.

    Tabaco

  • Sus primeras semillas llegaron a Europa en 1577, sembrándose en Toledo, España.  Jean Nicot envió rapé desde Lisboa, a la corona francesa para tratar la migraña del hijo de Enrique II y Catalina de Médici. Se popularizó, como tratamiento medicinal, entre las élites. Era un bien de lujo. https://es.wikipedia.org/wiki/Rap%C3%A9Thomas Verner en Londres, publicó en 1620, (Vía Recta), los peligros sobre el “uso inmoderado del tabaco, capaz de lastimar al cerebro, ojos, corazón y hacer temblar las piernas”

    John Hill en Londres, 1761, describió “pólipos nasales” de aspecto canceroso, en quienes inhalaban rapé. Manierismo de la nobleza del rococó, y ceñido al manual que explicaba como ofrecerlo y aspirarlo. (Cautions Against the Immoderate Use of Snuff). Primera implicación historiográfica del tabaco como carcinógeno.

    http://www.medigraphic.com/pdfs/revinvcli/nn-2007/nn074f.pdf

    En 1915, K. Yamagiwa y K. Ichikawa en Tokyo, infiltraron nicotina en la piel de conejos de laboratorio y, estos  desarrollaron cáncer.

    La mayoría de los carcinógenos químicos están relacionados con actividades industriales,

  • De allí que sea mayor la incidencia en  países desarrollados.
  • Riesgo: Cáncer de pulmón, renal, mesotelioma, hígado, pielCarcinógenos: cromo, níquel,  cobalto, amianto, asbesto, plomo, arsénico.

    Prevención: medidas de seguridad en el trabajo. (CEEC)

    Riesgo: Cáncer de hígado, estómago

    Carcinógeno: nitrosaminas

    Prevención: evitar el consumo excesivo de ahumados y embutidos

    Componentes del humo de tabaco  (vías respiratorias, esófago, páncreas, riñón, vejiga urinaria). Quema de combustibles sólidos. Aflatoxinas (contaminantes de los alimentos) y Arsénico (contaminante del agua potable). Benceno, cadmio, niquel, plomo, naftilamina.

    Riesgo: Cáncer de pulmón, testículo, escrotal

    Carcinógenos: hidrocarburos aromáticos policíclicos (humo de tabaco, hollín, alquitrán, petróleo…)

    Prevención: evitar el consumo de tabaco y seguir medidas de seguridad en el trabajo

    https://www.aecc.es/SobreElCancer/elcancer/Paginas/Posiblescausas.aspx

    Conociendo qué ocasiona el cáncer, se pueden proveer mecanismos de prevención.

    30 a 50% de los cánceres, se podrían evitar, evitando la exposición al carcinógeno.

    En 90% de los casos de cáncer, pudimos evitar la exposición al carcinógeno.

    El carcinógeno fue  biológico, en 20% del total de casos,

    Y en 10% de los casos, traemos una base genética alterada que nos hace susceptibles.

     ¿Cuáles son tus mejores defensas? ¿Con qué puedes contar? Estrategias de prevención, ante el cáncer.

    Prevención
    Medidas a seguir para prevención del cáncer
    1. Infórmate sobre los factores de riesgo. Exposición a carcinógenos. Saber evitarlos o disminuirlos.
    1. Mantener la calidad de nuestro organismo. Seguir hábitos de vida saludable. Un tercio de las muertes por cáncer, se atribuyen a factores, dentro de los hábitos dietéticos y conductuales
    2. No fumes o déjalo ya. Tanto para fumador activo como  22% de todos los tipos de cáncer, fueron inducidos por el tabaco.
    3. Sigue una dieta balanceada y una rutina de ejercicios. Mayor ingesta de frutas y verduras.
    4. Evitar elevado IMC. La obesidad es un factor aislado, que favorece el desarrollo, recurrencia y letalidad de un cáncer.
    5. Limita tu exposición solar, escoge el horario, no uses cámaras de broncear y usa protector. Ponte alguna ropa holgada, de tejido tupido, gafas de sol protección 99-100% UVA y UVB. Sombrero de ala ancha. http://www.who.int/features/qa/40/es/
    6. Evitar exposición a radiación (radón, ambiental, profesional, terapéutica, pruebas diagnósticas; consulta con tu médico

Evita exponerte a los agentes carcinógenos infecciosos

  1. VHB, VHC, VPH, VIH, VEB, VHH8.
  2. Reduce así, un millón de nuevos casos de cáncer, al año
  3. Cumple con el calendario de vacunación (VPH-VHB) y para población de riesgo. Infórmate de nuevas campañas de inmunización.
  4. Usa jeringuillas desechables.
  5. Usa preservativos durante el acto sexual (CEEC)
  6. Elimina al Helicobacter pylori. Un tratamiento erradicador, tiene éxito en 90% de los casos. Evitarías su patogenicidad, gastritis, úlcera péptica, cáncer gástrico no cardias y linfoma gástrico tipo MALT.

Evita químicos tóxicos.

  1. Conoce si en tu medio laboral o incluso en tu domicilio, estás sujeto a factores de exposición de carcinógenos.
  2. Control de riesgos profesionales, y aplicación de medidas de seguridad industrial
  3. Huye de la contaminación ambiental. Podrías agravar un asma, un EPOC, enfermedades cardiovasculares y exponerte a químicos carcinógenos.

Hazte chequeos médicos anuales.

  1. En forma rutinaria y como estrategia de prevención, debes acudir a la valoración ginecológica concertada.
  2. También, responde a las campañas de citología vaginal, mamografía, sangre oculta en heces.
  3.  http://www.cdc.gov/spanish/cancer/dcpc/prevention/https://www.aecc.es/SobreElCancer/elcancer/Paginas/Posiblescausas.aspxhttps://www.cancer.gov/espanol/cancer/causas-/riesgo/germenes-infecciosos/hoja-informativa-h-pylori#q3